La extrema derecha sigue obstaculizando la paz y asesinando dirigentes sociales

Por: Camilo Raigozo
21/11/2016

La extrema derecha que no quiere la paz entre los colombianos, está actuando en todos los frentes para lograr sus mezquinos propósitos.

Por un lado el todopoderoso brazo civil que encabezan los presuntos delincuentes Álvaro Uribe y Alejandro Ordoñez, practica todas las trapisondas para evitar que el acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc se materialice.

Los cabecillas de la extrema derecha Álvar Uribe,
Oscar Iván Zuluaga y Alejandro Ordoñez. Foto:
Semana.
Por otro lado el brazo paramilitar o de ejércitos de sicarios que en complicidad con la Fuerza Pública le hacen el trabajo sucio, continúan la ola de asesinatos, atentados y amenazas contra las organizaciones sociales y sus dirigentes, en varias regiones del país.

Los ejércitos de sicarios de la extrema derecha con
tinúan haciendo el trabajo sucio de exterminio.
Está en ejecución otro exterminio como el que sufrío la Unión Patriótica.

En el último año la extrema derecha, por intermedio de paramilitares y otros
sicarios, ha asesinado a al menos 70 dirigentes y defensores de derechos humanos, 17 de ellos de Marcha Patriótica, y otro número similar de reclamantes de tierras.

Desde la fundación de Marcha Patriótica en abril de 2012 han sido asesinados al menos 123 de sus miembros. Así mismo desde el inicio del cese bilateral del fuego entre el Estado y las Farc han asesinado al menos a 30 líderes.

Erley Monroy, líder campesino asesinado en
San Vicente del Caguán. / Foto:DHOC
Últimos crímenes

En las últimas horas en el municipio San Vicente del Caguán, Caquetá, cuyo alcalde es Humberto Sánchez, del “partido político” Centro Democrático del senador Álvaro Uribe, fueron asesinados dos dirigentes campesinos y un tercero herido de gravedad por los escuadrones de la muerte de la extrema derecha.

Según informaron medios locales el pasado 18 de noviembre cuando el dirigente Erley Monrroy se desplazaba hacia San Vicente a bordo de una motocicleta, en el sector conocido como Puente Siberia, en inmediaciones del Batallón Cazadores del Ejército Nacional, sicarios lo interceptaron y le propinaron dos disparos con armada de fuego.

Panfleto de paramilitares distribuido
recientemente en San Vicente del Ca
guán.
Familiares trasladaron el cuerpo al hospital San Rafael en San Vicente, pero los médicos dictaminaron que había llegado sin signos vitales.

Erley Monroy era un prestigioso dirigente campesino en la zona de San Vicente del Caguán, entre los departamentos del Caquetá y Meta.

Participó activamente en el paro agrario de 2013 donde miles de campesinos se concentraron en la vía entre Florencia y Neiva para exigirle al gobierno mayor inversión social en el campo y el cumplimiento de los compromisos pactados anteriormente.

Igualmente fue dirigente de la Asociación Campesina Ambiental del Lozada Guayabero, Ascal-G, una organización muy importante del sector agrícola de la zona y otras organizaciones comunitarias y políticas como Marcha Patriótica.

Según la Fundación por la Defensa de los Derechos Humanos y el DIH del Oriente y Centro de Colombia, Dhoc, Erley Monroy defendía los derechos ambientales en el Caguán y lideraba un movimiento contra el método del fracking de exploración de petróleo.

El alcalde de San Vicente del Caguán, Humberto
Sánchez, del Centro Democrático, debe responder
por la ola de violencia en su municipio, han pedi
do organizaciones de derechos humanos.
En los últimos días Monroy había denunciado que a San Vicente del Caguán habían entrado nuevamente los paramilitares, ya que han aparecido grafitis alusivos a estas estructuras criminales de la extrema derecha.

Así mismo organizaciones defensoras de derechos humanos habían denunciado que el alcalde del municipio, Humberto Sánchez Cedeño, lo había acusado irresponsablemente de cobrar extorsiones para las Farc.

Paramilitares atentaron contra otro dirigente cuando salía del velorio

Bajo la alcaldía del uribista Hum
berto Sánchez han surgido escu
adrones de la muerte según de
nuncias de organizaciones de de
rechos humanos.
A las 11 de la noche del sábado 19 de noviembre, en San Vivente del Caguán, luego de asistir al velorio de Erley Monroy, el dirigente Hugo Cuellar fue atacado por dos sicarios del brazo de exterminio de la extrema derecha quienes le propinaron cinco disparos.

Los sicarios le dispararon desde un vehículo en movimiento y a pesar de que logró sobrevivir, al cierre de esta nota, su estado de salud era muy grave. Cuellar es presidente de la junta de acción comunal de una vereda en el Meta, forma parte de la Ascal-G y de Marcha Patriótica.

Sicario de la extrema derecha asesinó al dirigente Didier Losada Barreto en La Macarena

El mismo viernes 18 de noviembre y con la misma estrategia criminal la extrema derecha dio muerte a Didier Losada Barreto, dirigente campesino de la vereda Platanillo, jurisdicción de La Macarena, Meta.

Consternación e indignación ha causado la ola de
asesinatos selectivos de la extrema derecha. Foto:
Internet.
Según información de las redes sociales la víctima fue asesinada en su propia casa frente a su familia por un paramilitar encapuchado que le propinó varios disparos con arma de fuego que le cegaron instantáneamente la vida. Losada Barreto era un dirigente comunitario miembro del movimiento político Marcha Patriótica.

Atentado en Nariño

Este domingo 20 de noviembre sicarios de la extrema derecha atentaron contra la vida del dirigente Danilo Bolaños Díaz, miembro de la Asociación de Trabajadores Campesinos de Nariño, Astracan y también de Marcha Patriótica.

El atentado fue perpetrado cuando la víctima viajaba del municipio de Leiva a La Unión luego de haber participado en un Cabildo por la Paz. Afortunadamente salió ileso luego de que los asesinos fallaran en el intento.

En la misma semana ya había sido asesinado José Antonio Velasco, integrante de la Asociación de Trabajadores Proconstitución de la Zona de Reserva Campesina de Caloto, Cauca. Su cuerpo fue hallado con señales de tortura en una carretera del corregimiento El Palo, jurisdicción de Caloto, Cauca.

Foto: De referencia de Internet.
Atentado en Tuluá, Valle del Cauca

Este domingo 20 de noviembre a las 6 y 30 de la tarde en el corregimiento Piedritas, vereda Bella Vista, dos paramilitares a bordo de una motocicleta con armas de largo alcance, llegaron hasta unos 500 metros de la vivienda del campesino Humberto Orozco.

Uno de los sicarios se escondió en un matorral mientras que el otro abandonó el lugar en la moto. En la casa permanecían Orozco y su familia, informó la red de derechos humanos Francisco Isaías Cifuentes.

El pasado 23 de abril Humberto Orozco fue víctima de un atentado del que milagrosamente sobrevivió, cuando se dirigía a cumplir con su labor como transportador interveredal en la zona. Su vehículo recibió varios impactos de bala.

La víctima es líder integrante de la Asociación Campesina del Valle del Cauca, Astracava, de la Coordinación Campesina del Valle del Cauca, Ccvc, del Proceso de Unidad Popular del Sur Occidente Colombiano y de Marcha Patriótica.