jueves, septiembre 13, 2007

Seguridad democrática
Continúa la arremetida militar contra la población inerme en el territorio colombiano
Por Camilo Raigozo

La Federación Nacional Unitaria Agropecuaria Fensuagro- CUT, denunció ante la opinión pública nacional e internacional el asesinato de tres campesinos, activistas del sindicato agrario Fundaprogreso, filial de Fensuagro en el departamento de Putumayo al sur del país. Más información.


"Siria y Jordania se están viendo cada vez más desbordados por la cantidad de iraquíes que buscan refugio en sus centros urbanos. Jordania, Líbano y Siria consideran a los iraquíes como 'huéspedes' más que refugiados que huyen de la violencia. Ninguno de estos países permite trabajar a los iraquíes". Más información.
Lea también:

4 comentarios:

  1. MANIFIESTO EN DEFENSA DEL POLO
    Y SU ORIENTACION RENOVADORA

    Compañeras y compañeros del Polo:

    Volví del Canadá. Donde atendí la invitación de la LASA (Latin American Studies Association) para recibir su prestigioso premio Oxfam/Diskin.

    Allí me vi formidablemente acompañado por una copiosa colonia colombiana, y tuve la oportunidad de exponer puntos de vista sobre nuestra situación, no sólo ante la numerosísima audiencia internacional, (más de cinco mil personas), sino también en intercambio con las más altas autoridades del Canáda, entre ellas la señora Gobernadora General quien representa a la Reina de Inglaterra.

    Expliqué por qué, en mi opinión, Colombia no es la Arcadia portentosa que pintan nuestros gobernantes, tan adeptos como son a desdibujar, a la manera de Orwell, las terribles circunstancias de nuestra vida colectiva.

    Así distante de nuestro país, tuve una tranquila oportunidad de reflexionar sobre el desempeño de nuestro partido y sobre sus perspectivas, en vista de preocupantes expresiones y acontecimientos políticos recientes.

    Ahora de vuelta, deseo hacer públicas estas preocupaciones, de la siguiente manera.

    1º. El Ideario de Unidad del Polo, tan útil en su momento hace tres años, ha sido marginado por dirigentes que tienden a olvidar su propósito renovador y están imponiendo personales intereses no siempre justificados, pensando ante todo en hacerse elegir en los próximos comicios. Resultado: nuestra caudalosa votación de 2.600.000 en el año 2006 tiende a decrecer entre dudas y frustraciones.

    2º En el Polo han convivido, con cierta tolerancia no siempre bienvenida, dos grupos cuya persistencia puede llegar a ser muy peligrosa.

    1. Aquellos que, como yo, confiamos aún en el cumplimiento honrado y entusiasta de aquel Ideario --en lo que juegan aspectos éticos, ideológicos y sociales—grupo idealista, a mucho honor, identificado como Izquierdas comprometidas con la búsqueda de un país mejor y que por eso advertimos horizontes políticos superiores, con las metas transformadoras que el Polo le ha propuesto al país, y que por lo mismo somos voceros de la Democracia Radical de la que ha sido abanderado el doctor Carlos Gaviria Díaz.

    2. Hay otros dirigentes cuyos actos se distinguen visiblemente por querer alcanzar posiciones burocráticas y de poder económico, al que se ha identificado como pragmático de “puesto y plata” (“p p”), con lo que olvidan valores sociales fundamentales y muestran poco escrúpulo para escalar en la sociedad, aún a costa de la miseria del pueblo mayoritario.

    3º. No hay duda de que los pragmáticos de “p p” se amoldan fácilmente a las tradiciones gamonaléscas de la política usual colombiana incluyendo regalos, dineros, promesas demagógicas a los futuros votantes.

    Y cuando llegan al sitial que querían ocupar, si tienen éxito, se pliegan a los intereses de las burguesías, se vuelven miembros vergonzantes del Polo, asumen una arrogancia supina --prueba de inmadurez ideológica-- que rechaza sus propias bases partidistas creando confusión y autismos separatistas. Por eso no hemos trascendido realmente el statu quo.

    Aún admitiendo que esta conducta irrespetuosa con los pueblos pueda en parte equilibrar la amenazante influencia de las mafias y de los partidos y grupos paramilitares que están coaccionando a la población para votar por sus listas, no pueden ser aquellos torcidos procedimientos tradicionales los que diriman la situación política nacional.

    Porque no resuelven, ni unos ni otros, los problemas de fondo que son de índole formativa y moral, y que destruyen nuestra dignidad como nación.

    4º Por estas mismas razones, ratifico mi acuerdo con la declaración de nuestro presidente, Carlos Gaviria Díaz, en el sentido de que hallaría “atractivo que una organización como la de las FARC diga que quiere hacer política, pero dejando las armas”.

    Es incomprensible que en el Polo hayan aparecido entonces opiniones discordantes que olvidan o pretenden ignoran esta vieja y ampliamente conocida consigna originaria del partido.

    El doctor Gaviria sigue siendo el punto focal de esta unidad que debe ser defendida por los grupos de Izquierda Democrática, principalmente por la juventud que, por fortuna, se está reorganizando con el frente cultural y el kaziyadu autorizado por los Estatutos según el Plan Estratégico No. 3 del Congreso Nacional del PDA..

    5º Al crecer el PDA como inspirador de una nueva política en nuestro país, hay un compromiso implícito para corregir los defectos mencionados. Es triste observar que no existen mecanismos eficaces de control y vigilancia que los propios Estatutos del partido reclaman, y que entre otros no haya sido posible dar fuerza y respetar a la Comisión de Ética. Todavía es tiempo de amonestar, aislar y castigar a aquellos dirigentes que quieren permanecer en la horripilante tradición del comercio de votos, trashumancia de votantes y otras faltas que destruyen los esfuerzos para reconstruir la sociedad, en el actual momento tenebroso y tortuoso en el que han derivado las guerras partidistas de tiempos anteriores.

    6º No obstante, aún confío en la capacidad de recuperación que han tenido diferentes organizaciones, congresos, y reuniones de nuestro partido en el pasado, para explicar y convencer a todos de que el Polo comprometido con los principios del Ideario de Unidad es el que merece todo el respaldo nacional e internacional. A los otros pragmáticos insto con todo respeto y mucha insistencia, para que corrijan los procedimientos suicidas y engañosos a que he aludido.

    Porque la verdadera unidad que salvaría al Polo de su extinción es aquella que proviene de los principios y no de los fines protervos de la tradición burocrática.

    Regreso, pues, de la misión educativa y política en el exterior como presidente honorario del Polo, y deseoso de que nuestros esfuerzos culminen en un estruendoso triunfo el próximo 28 de octubre.


    ORLANDO FALS BORDA,
    Presidente Honorario del PDA.

    ResponderEliminar
  2. AMARILLO
    Señores llego el amarillo
    Con su alegría me vistió
    Señores llego el amarillo
    Y la rumba se prendió

    Cuenta en su canto señores
    Que mi sabor conquisto
    El sabor de la sonrisa
    De la naranja y el melón

    Señores llego el amarillo
    Y esperanzas repartió
    Le dio color a mi guiro
    Le dio vida a mi bongo

    Señores llego el amarillo
    Con su alegría me vistió
    El sabor de la sonrisa
    De la naranja y el melón

    Cuenta en su canto señores
    Que mi sabor conquisto
    El sabor de la sonrisa
    De la naranja y el melón

    Señores llego el amarillo...

    ( Y entonces, asi nos Cuenta
    en su canto Diego Marulanda
    con la cancion simbolo del PDA-Toronto.)

    ResponderEliminar
  3. Analisando el contenido de este manifiesto, con sinceridad y preocupaciòn opino que se estan dando pasos muy grandes para acabar con el polo. Aquì podriamos dedicarnos a debatir los apartes de esta condena hacia petro y navarro, y finalmente contra el mismo partido. Nada mas observese la virulencia con la que el profesor Orlando Fals Borda y el doctor GAVIRIA descalifican el comportamiento de Lucho, Petro y Navarro y sin embargo, coquetean felices con los comentarios de Raul Reyes. Aunque el profesor no lo acepte, su manifiesto, llama a la destrucciòn del POLO. Aproposito profesor Orlando, a que le llama usted " Izquierda democratica" y que es " Democracia Radical" Usted por casualidad ha escuchado algo relacionado con la "izquierda que le gusta a la derecha" me gustarìa conocer su concepto, por que podriamos caer en lo que el frances Jean Francois Ravel denomina el "Conocimiento Inutil".

    ResponderEliminar
  4. El polo a tierra

    Por Jaime Horta Díaz*
    Ciertamente la opinión pública no puede ser indiferente a la intensa discusión que se produce al interior del partido Polo Democrático y entre algunos directivos de esta colectividad y una guerrilla, supuestamente de izquierda, anquilosada y enredada entre las formas más vergonzosas de la delincuencia común.

    ¿Cómo negar o poner siquiera en duda que el secuestro de civiles y el asesinato de humildes o encumbrados funcionarios públicos –mientras se especula cómo mataron a los diputados del Valle del Cauca no puede olvidarse la fría ejecución de los nueve concejales del Huila- no constituyen hechos repudiables? ¿Qué derecho puede alegar alguien –y menos una organización que se presume con vocación política- para incurrir en delitos ordinarios tipificados y sancionados como de lesa humanidad?.

    De manera que no se trata simplemente de no criticar ni apoyar al grupo responsable de esas prácticas, como ha dicho el senador Jaime Dussan, tan implacable en otras ocasiones. Eso también es contemporizar. En la discusión curiosamente ha brillado por su silencio el señor Lozano que periódicamente se refiere a los secuestrados como retenidos del conflicto. Ningún retenido, por favor: secuestrados humillados, en condiciones inhumanas, en completa indefensión.

    ¿Será verdad que la discusión debe darse a puertas cerradas? No es el caso porque se está hablando de un partido político que se debe a sus militantes y los temas son de interés público? Es que el discurso contras esos abusos es también un testimonio por la vida y por las buenas prácticas de la política. Es inconcebible que enfermos con cuadros de antecedentes cardíacos o diabetes o trastornos mentales, encerrados en establos rodeados de alambre de púa, constituyan parte del botín de grupos que se dicen politicos o que tenga por objeto el cambio de las costumbres políticas..

    Es un contrasentido reducir la política al trato de los seres humanos como vulgares mercancías. ¿Y cuál es su legitimidad? ¿Cuál es su derecho a violar los derechos fundamentales de sus ocasionales víctimas? El hecho de proclamarse al margen de la ley no significa ni puede serlo que también estén fuera del derecho o de la justicia, como valores supremos de la sociedad.

    El senador Gustavo Petro, sin perjuicio de su trabajo político de varios años, bien pudiera replicar a su contradictor lo que Voltaire le dijo en alguna ocasión al caballero de Rodhan: "yo estoy comenzando a hacerme un nombre, mientras que usted está terminando el suyo".

    *Presidente del Colegio de Abogados de la Universidad Nacional de Colombia

    ResponderEliminar