domingo, junio 08, 2014

Nacionales


Diálogos de paz
Carta de Timochenko a Óscar Iván Zuluaga para anunciar cese al fuego

Siempre hemos sido los primeros en plantear la solución política al conflicto colombiano. Jamás hemos rechazado la invitación a dialogar en esa dirección por parte de ningún gobierno, sobre la base de que sean atendidas las causas que dieron origen a la guerra. Más información.

Parauribismo
Quienes votan por el muñeco de Uribe no es que hayan olvidado los horrores del uribato, sino que les gustan

Y entonces ¿por qué tanta gente quiere volver a vivir esos horrores? No todos los millones que votaron por Zuluaga son beneficiarios de la corrupción del uribato, y más bien saldrían perjudicados por su restablecimiento, ahora a perpetuidad. Así que ¿por qué escogen votar por el muñeco de Uribe? No veo más que una razón, de índole psicológica. No es que hayan olvidado los horrores del uribato, sino que les gustan. Más información.

Parauribismo
Cinco diferencias decisivas por las que hay que votar contra Uribe

Primero, está el proceso de paz. Zuluaga le reconoce ahora algunas virtudes, pero lo hace por estrategia electoral, pues no sólo durante meses lo atacó duramente y anunció que lo suspendería, sino que no admite siquiera la existencia del conflicto armado. ¿Cómo podría entonces negociar la terminación de algo que para él no existe? Más información.

Parauribismo
En el 2008 Santiago Uribe se habría reunido con paramilitares

Un terremoto judicial estremecerá a Colombia en las próximas semanas. El coronel Róbinson González del Río inició un proceso de colaboración con la Justicia que afectará a antiguos miembros de la cúpula militar, a empresarios vinculados con acciones de grupos delincuenciales y al hermano del expresidente Álvaro Uribe Vélez. Más información.

Votar por convicción

Por eso voy a votar por Juan Manuel Santos. Lo hago por convicción a sabiendas de que me separan muchas cosas; de que no me veo representada en su unidad nacional ni en muchas de sus políticas. Sin embargo, creo que ha tenido la audacia que no han tenido otros presidentes de hacer un alto en sus odios para abrir la compuerta y buscar finalizar el conflicto. Me cansé de la guerra, y de los que se nutren de ellas. Más información.

Parauribismo
¿Cómo es que Uribe y Zuluaga hacen estas cosas y terminan de héroes y suben en las encuestas?

Revert dijo que se había encontrado con la Fiscalía después de haber trabajado un tiempo en la campaña de Zuluaga y de haber descubierto que en la oficina de Andrés Sepúlveda se estaban realizando interceptaciones ilegales de la mesa de conversaciones de La Habana y se estaba comprando y vendiendo información reservada de inteligencia del Ejército y de la Policía. Más información.

No quiero ser santista, pero me toca

El 8 de agosto, el uribismo abrirá una corte pública en Corferias presidida por María Fernanda Cabal para arrasar con “el comunismo ateo”, y mis influencias van a interceder para que me asignen una buena pesebrera en las caballerizas de Usaquén. Más información.

Con Santos habrá sin duda mucho más espacio para luchar por un mejor país

Votaré por Santos con la esperanza de que esa sea la paz que se construya, y no otra. Con la esperanza de que los acuerdos de La Habana sean la llave para una transición social y política. Y con la esperanza de que si eso ocurre, en 2018 tengamos un escenario político menos infame. Más información.

"En la segunda vuelta hay que votar con la cabeza"

Lo que pasa en la primera vuelta es que uno tiene que votar con el corazón por el candidato con el que más se identifica. La segunda vuelta ya es otro cuento. Ahí la persona tiene que votar no con el corazón sino con la cabeza. Bogotá es un electorado libertario que tiene un corazón que palpita la izquierda, que no tiene dueño. Sin embargo la gente libertaria quiere un cambio y está consciente de que ese cambio pasa por la paz de La Habana. Más información.

Parauribismo
Perlas uribistas

Ahora se comprende por qué el Zorro sostuvo que si María del Pilar Hurtado es deportada es necesario redoblarle sus garantías procesales, que nadie ha conculcado, en vez de exhortarla a decir la verdad que ella conoce de primera mano. Más información.

No podemos seguir acumulando víctimas

Es cierto que la paz no es de Juan Manuel Santos. Nos compromete a todos aunque muchos no la entiendan. Es cierto que debería ser política de Estado y no bandera política, y cierto es también que Santos no es el único que podría acordar con las Farc los términos para poner fin al conflicto armado. Pero lo concreto es que Santos se jugó la carta de abrir un nuevo proceso de paz con las Farc, el cuarto desde 1982. Más información.

Internacionales


ONU pone “luz roja” a Chile por trato al pueblo mapuche

El objetivo de la visita fue analizar el uso de la legislación antiterrorista en el marco de las protestas mapuches encaminadas a la recuperación de tierras ancestrales, su derecho al reconocimiento colectivo y el respeto a su cultura y tradiciones. Más información.