lunes, febrero 02, 2009

El Ejército hostiga a periodistas que cubrieron la liberación de prisioneros de las Farc
Por Camilo Raigozo

Unidades del Ejército Nacional hostigaron a tres periodistas que cubrieron el primero de febrero la liberación de los cuatro miembros de la Fuerza Pública por parte de las Farc en algún lugar de las selvas del Caquetá.

Al paso por el retén militar situado en la entrada de Unión Peneya, Caquetá, el suboficial al mando ordenó que el vehículo en que los comunicadores viajaban no podía continuar su camino hasta que mandos superiores lo permitieran.

Luego de que los periodistas Hollman Morris, de Contravía, Leonardo Acevedo, del mismo medio y Camilo Raigozo, del Semanario Voz, pidieron explicaciones por la extraña actitud, les fue permitido la movilización, pero fueron seguidos por un grupo de soldados hasta el perimetro urbano de Unión Peneya.

Cuando los periodistas se encontraban en un establecimiento público de llamadas a celular y servicio de Internet, los militares ordenaron desalojar el local, apagar todos los equipos y a los comunicadores permanecer en el sitio.

Luego el comandante del grupo militar invitó a los comunicadores a abordar un helicóptero para "transportarlos con seguridad" hasta Florencia, ofrecimiento que estos rechazaron.

Minutos más tarde llegó el coronel Martínez del batallón Heroes de Güepí argumentando que tenía la orden de revisar el material periodístico que los periodístas llevaban consigo, a lo cual estos contestaron que podía hacerlo pero contra su voluntad y violando la libertad de prensa y otros derechos civiles.

La Defensoría del Pueblo y varias organizaciones defensoras de los derechos humanos fueron advertidas de los hechos y pronto se comunicaron con el coronel Martínez.

Los periodistas pidieron garantías para continuar su regreso a Bogotá y este medio día esperaban en Unión Peneya la presencia de la Defensoría Regional del Pueblo.