miércoles, mayo 23, 2007

Venezuela reitera exigencia a Colombia de rectificar a fondo por declaraciones de Santos

En entrevista para TeleSur, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, pidió nuevamente al gobierno de Colombia que “rectifique a fondo” por el impase ocurrido tras las declaraciones irrespetuosas contra el país que hiciera el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos. Por otra parte, informó que el próximo 26 de junio los presidentes de Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay y Venezuela firmarán los "documentos fundamentales" que pondrán "en servicio" al Banco del Sur.

El ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, ratificó este miércoles la posición de Venezuela ante el gobierno colombiano y exigió nuevamente que exista "reciprocidad" y "correspondencia" de parte de Bogotá hacia la relación de "respeto" que aseguró tiene Caracas con Colombia.

Desde Asunción, capital paraguaya, donde se realizó la V Reunión Extraordinaria del Consejo del Mercosur, Maduro explicó que Venezuela ha sido muy clara "en cada momento sobre lo que aspiramos que sea la relación con el gobierno de Colombia", dijo en entrevista exclusiva para TeleSUR.

"Así que mantenemos nuestra exigencia, que en el gobierno de Colombia tiene que haber una actitud de reciprocidad en cuanto al respeto que debe darse por parte de los ministros y voceros del gobierno colombiano a nuestro país, a nuestro Gobierno y al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, el comandante Hugo Chávez", fustigó.

En declaraciones al diario español El País, el ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos dijo que "la ausencia de la Agencia Antinarcóticos de Estado Unidos (DEA) en Venezuela dificulta las acciones contra el narcotráfico en la región".

Las palabras del ministro, provocaron una protesta de Caracas, que el canciller Fernando Araújo se comprometió a contestar "con mucho cuidado y con todo el cariño".

Sin embargo, las palabras de Araújo fueron calificadas como "cínicas e irrespetuosas " por el gobierno venezolano, por lo que Caracas decidió suspender un encuentro bilateral previsto para el viernes pasado de la Comisión Presidencial de Integración de Asuntos Fronterizos en Cúcuta, ciudad colombiana fronteriza con Venezuela.

En este sentido, el canciller venezolano dijo este miércoles que "esperamos que el gobierno de Colombia rectifique a fondo", luego que la respuesta que diera Colombia a Venezuela por el incidente no resultara "satisfactoria" para Caracas.

"Los problemas que se han presentado con algunos ministros del gobierno de Colombia son problemas en los que Venezuela de manera permanente ha exigido que haya una conducta de reciprocidad y correspondencia a la relación de respeto que nuestro Gobierno tiene con las instituciones colombianas, particularmente con el gobierno del presidente Uribe", insistió Maduro.

El canciller venezolano, deseó que "las declaraciones que hemos escuchado a través de los medios de comunicación del canciller Araújo del día de ayer (martes) se conviertan en una realidad y no se queden en pura declaración", dijo.

"Declaraciones de amistad, de cariño, de afecto, que queremos que se conviertan en hechos en una conducta de respeto permanente, una conducta de altura", concluyó Maduro.

El Papa aceptó críticas del Presidente Chávez

El jefe de la Iglesia católica mundial, Benedicto XVI, respondió hoy a las críticas formuladas por los gobernantes de Venezuela y Bolivia sobre sus apreciaciones en relación a la colonización de los indígenas americanos.

En su audiencia semanal de los miércoles, el Papa Benedicto XVI, admitió que la colonización y evangelización de América provocó ‘‘sufrimiento’’ e ‘‘injusticias’’ a las poblaciones indígenas, cuyos derechos fueron a menudo violados.

De esta manera aclaró el contenido de su declaración en Aparecida, Brasil, sobre la colonización de América, que había suscitado críticas de comunidades indígenas y de sectores políticos, en particular de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Bolivia, Evo Morales.

El presidente venezolano, concretamente, le había exigido al Pontífice que ofreciera disculpas a los pueblos indígenas, por afirmar que la Iglesia había purificado a los indios. ‘‘Como jefe de Estado le ruego a Su Santidad que se disculpe.

"No entiendo cómo puede afirmar que la evangelización no fue impuesta, si llegaron aquí con arcabuces y entraron a sangre, plomo y fuego’’, afirmó Chávez. Como se recordará, en su discurso inaugural de la Conferencia Episcopal Latinoamericana, el 13 de mayo, Benedicto XVI dijo que la llegada del cristianismo al continente latinoamericano no había sido ‘‘una imposición de una cultura extranjera’’, ni había significado ‘‘una alienación de las culturas precolombinas’’.

El Papa aclaró su enfoque sobre la violencia colonizadora, ante decenas de miles de fieles que llegaron a la Plaza San Pedro. Expresó que en el camino ‘‘glorioso de la fe cristiana’’, que se ha hecho ‘‘historia vivida’’ de América Latina, ‘‘no se puede ignorar la sombra de la obra de evangelización’’.

‘‘No es posible olvidar los sufrimientos y las injusticias de los colonizadores a las poblaciones indígenas’’, afirmó. El Papa recordó los ‘‘derechos violados de las poblaciones locales, pero sobre esas injusticias, recordó, la Iglesia ha hecho ya una autocrítica y no se debe dejar de lado lo que Dios ha hecho’’ en el continente latinoamericano.

Lea también: