viernes, mayo 25, 2007

El pueblo venezolano recupera lo que le habían quitado
vtv/notimundo

Con esta decisión, no se están atropellando los derechos de la oligarquía venezolana. El presidente Chávez afirmó que llueva, truene o relampagueé, la concesión no será renovada.

Después del domingo 27 de mayo se amplía la libertad de expresión con la salida al aire del canal TVES. El Estado venezolano solamente está haciendo uso de la Ley. Difícilmente haya libertad de expresión en país alguno como la que existe en Venezuela

El presidente Hugo Chávez fue enfático al decir que la no renovación de la concesión a un canal de televisión, en este caso a RCTV, es una decisión rutinaria del Estado venezolano.

En ese sentido afirmó que la oligarquía nacional, bajo las órdenes de sus amos localizados en Washington, pretende convertirla en un caso de resonancia mundial mediante manipulaciones y mentiras porque forma parte de un plan imperial para adueñarse de los recursos de América Latina.

Así lo expresó el mandatario nacional en el acto de presentación de las ocho aeronaves de tipo Sukhoi-30 MK-2, que surcaron el cielo venezolano como muestra de la soberanía venezolana, de la modernización y equipamiento de la Fuerza Armada Bolivariana, efectuado este viernes en la base aérea Teniente (AV) Luis del Valle García, en Barcelona, estado Anzoátegui.

“Llueva, truene, relampaguee; lloren los oligarcas o no lloren, el domingo a la media noche se acaba la concesión a esta empresa privada y el canal 2 reaparecerá pocos minutos después con una nueva señal soberana de televisión de servicio público para el pueblo, para la verdad y la difusión amplia de las ideas”.

Explicó el líder de la Revolución Bolivariana que esta decisión tomada hace varios meses, luego de revisar los expedientes de esta empresa de comunicación, es una de las medidas rutinarias que puede tomar éste o cualquier Gobierno del mundo, porque una concesión es la potestad que tiene el Estado, basado en las leyes y alcances, de otorgar a un particular o empresa determinada el uso de bienes públicos.

Uno de los límites de las concesiones es el tiempo, indicó. Con esta actuación se amplía la libertad de expresión y se termina “la tiranía que ha tenido el grupo económico en ese canal”, llegando al extremo de arremeter contra la paz pública, impulsar el terrorismo, golpes de Estado, sabotajes económicos para derrocar al Gobierno legítimamente electo y ratificado en referendo con más del 60 por ciento de los votos, puntualizó.

Son actuaciones desesperadas de la oligarquía apátrida que hoy dice sentirse agredida, cuando el Estado solamente está haciendo uso de la Ley, reiteró, al tiempo de afirmar que difícilmente exista país alguno con mayor libertad de expresión que Venezuela.
Lea también: