viernes, abril 20, 2007

El ex vicepresidente estadounidense Al Gore, siente vergüenza de compartir con Uribe Vélez el mismo recinto

El Presidente de Colombia confunde sus intereses personales y los de sus amigos con los intereses del país y no reconoce que es su permanencia en la primera magistratura y la de quienes conforman su gobierno quienes le están causando un grave daño al país
Según el Presidente, el DAS u otras agencias de inteligencia estarían espiando a miembros de la oposición
Por Camilo Raigozo

El ex vicepresidente demócrata de los Estados Unidos Al Gore, quién ha mantenido una ardua batalla para la protección del medio ambiente y contra el recalentamiento del planeta, decidió cancelar su participación en un foro que se realiza hoy 20 de abril en Miami, porque no quería estar al lado del presidente Uribe, cuyo gobierno es fuertemente cuestionado internacionalmente por sus vínculos con el narco-paramilitarismo, que ha anegado de sangre, desplazamiento y dolor todo el territorio nacional.

Al Gore, era el conferencista principal en el evento sobre el medio ambiente previsto para hoy en Miami denominado ‘Green Forum, el cual fue organizado por la revista ‘Poder’. Dicho foro analizará el impacto en Latinoamérica del cambio climático, y a el fueron invitados científicos y políticos. Gore, quien fue vicepresidente en el mandato de Bill Clinton, se suma así al repudio internacional que inspira el presidente Uribe y su gobierno.

El ex vicepresidente estadounidense es una de las personalidades cuyas opiniones tienen mayor peso político en ese país. ‘Una verdad incómoda’, su película sobre medio ambiente, ganó dos premios Oscar. Por su amplia popularidad, no se descarta que Gore sea lanzado para la denominación demócrata a la aspiración de gobernar desde la Casa Blanca.

Por otro lado, en una intervención por radio y televisión de casi dos horas, el presidente Uribe negó, más con epítetos y descalificativos que con pruebas, las bien fundadas acusaciones que le hiciera el senador Gustavo Petro por sus vínculos y los de algunos familiares suyos con el paramilitarismo.

El Presidente había acusado a Petro y a quienes se oponen al nefasto Tratado de Libre Comercio, de ser aliados de la guerrilla y de estar contra los intereses de la ‘patria’, y los culpó por el rechazo que siente Al Gore por su presencia. También los culpó por el inminente fracaso del TLC con los Estados Unidos, el cual es muy favorable a unos pocos poderosos del país y al nuevo latifundismo narco-paramilitar, pero excesivamente lesivo para la gran mayoría de los colombianos.

En la alocución de la noche, al referirse al rechazo hacia él del ex vicepresidente Gore, el andatario colombiano dijo que las “calumnias” contra él y su familia por acusaciones “miserables” que lo vinculan con el paramilitarismo empezaron a tener graves consecuencias para el país.

Al referirse a estas apreciaciones de Uribe Vélez, un estudioso de la política internacional le manifestó a Notimundo que: “ Es la permanencia de Uribe en la primera magistratura del Estado, como la presencia narco-paramilitar en el Congreso y la política, así como en otras esferas tanto de lo público como de lo privado, lo que está generando graves consecuencias para el país en sus relaciones internacionales, que es lo que no quiere reconocer el gobierno”.

Agregó la fuente, que “es el propio Uribe y quienes lo rodean, los culpables de que Colombia esté siendo cada vez más aislada no solo en el contexto Latinoamericano, sino también con Europa y ahora con su más próximo “socio”, los Estados Unidos”.

En su intervención de defensa, Uribe Vélez afirmó que “tengo pruebas de inteligencia militar y de Policía de personas que dicen: ‘ya nos tiramos el Tratado en Estados Unidos (...), las coincidencias es que muchos de los críticos que han ido allá, son adversarios aquí del TLC (...), son congresistas (...) pregúntenle al doctor Peñate (...), es que proceden muy evidentemente, no se cuidan tanto como creen cuidarse”.

Lo anterior deja las siguientes inquietudes que Uribe tendrá que responder: ¿A caso el gobierno por intermedio del DAS o de otras agencias, está espiando a quienes se oponen a su régimen?. ¿A caso Andrés Peñate, actual director del DAS, también está elaborando listas de contradictores del gobierno para suministrársela a los paramilitares, como lo hacía su antecesor, Jorge Noguera, según las acusaciones que este ha recibido?. ¿Qué grado de peligro están corriendo quienes critican las políticas de Uribe?.

Lea también: